El Fila Brasileiro y sus Aptitudes

small logo
 
 
 
Por Joao Batista Gomez
 
"El papel que desempeñe un perro depende mucho de su utilidad, de su temperamento, de las personas y del lugar donde va a vivir. Un Fila es, antes de todo, un perro de trabajo. No es un perro para hogares muy pequeños. El Fila requiere espacio, buena dosis de buena voluntad para las necesidades de un perro de gran tamaño y mucho ajuste entre dueño y perro."
 
No todos podemos poseer un Fila, porque no todos tenemos tiempo. Convivir con un Fila es gozar de su compañía; es hablar con él por lo menos una vez al día, cara a cara, en tono suave y palabras dulces; es ofrecer el regazo para que acueste su cabeza, mientras que se le acaricia su pelo lacio. Los pocos ratos en el que le ofrecemos ese cariño vale tanto para el Fila como un plato del mejor alimento. Es una terapia infalible para el equilibrio emocional y psíquico del perro y del dueño, se gana así un amigo que crece en su interior y se realiza a plenitud. Estas observaciones son fundamentales para los que quieran poseer un perro de guardia del porte del Fila. Con sus caracteristicas de temperamento agresivo y su corpulencia es, sin embargo, un compañero fiel.
   
 
Un Fila preso en una perrera o un espacio estrecho es una fiera, dando problemas y pavor a los de la casa. Por eso a esos perros deben ser socializados, convivir mucho cotidianamente con la familia desde cachorros. Se cuenta la historia de un marajá hindú que recibió un Fila como regalo y, como era un hombre rico, lo dejo en la perrera con otros perros. Al preguntar más tardé cómo estaba su Fila, le respondieron: <<no sabemos a que le tenemos mas miedo, si al Fila o a los tigres>>. Esa gente no debe de tener perros, nunca compre o reciba un perro cualquiera, especialmente un Fila, si no le va a dar amor y atención para que el perro corresponda con toda su fidelidad.
   
 
La gente rica compra todo, pero no tiene tiempo para usufructuar esa riqueza. El relato siguiente es objetivo y pintoresco: Felicio Terra viajo a los Estados Unidos y cuenta que visito un criadero muy famoso por el inmenso numero de animales ahí existentes y los cuidados que recibían. Interrogando al encargado le pregunto sobre el amor del dueño, el señor Morgan, daba a los perros, y le dijo:
<<rarísimas veces se le ve, no le gustan los ladridos y es incapaz de acariciar a cualquiera de estos animales>> Ahí estaban encerrados 500 perros que podían haber hecho las delicias de otras tantas familias. No importa si usted tiene mucho o poco dinero, si va a tener un Fila debe estar preparado a convivir con él, usted o su familia, todos los días.
   
El perro compañero...
 
Compañero significa <<el que vive con otro>>. No hay entonces un termino exacto para definir al Fila Brasileiro. Nuestro Fila debe vivir con la gente, el dueño, sus familiares y las personas de casa. Compañero representa presencia, vivir con otro. Se puede entender así que a pesar de tantos años entre nosotros, el Fila fue colocado entre nosotros para ser amigo, compañero fiel. Quien tiene un Fila en casa sabe que tiene un compañero incondicional para todo. Tiene un afecto especial para con su dueño, mas extienden su amistad para los que viven en casa.
   
 
El Fila no es un perro para vivir dentro de la casa por sus hábitos independientes, pero esto mismo es una ventaja cuando se coloca en un sitio a esperar, a velar, a vigilar. No obstante esta siempre listo a seguir a su dueño y a jugar con los niños, que hasta lo montan y maltratan y a los que responde con alegría.
   
 
Un compañero par los paseos, el Fila se comporta apacible en público cuando va con su amo, pero si se le suelta en el campo él correrá detrás de los animales domésticos. Ladra inmediatamente cuando ve aun extraño y se coloca en posición de profunda antipatía cuando surge un extraño.
   
 
Las horas de la noche y el día son más tranquilas cuando sabemos que tenemos un Fila vigilando la puerta y con tanto robo, ladrones y violencia en tiempos actuales, el Fila es una presencia siempre deseada. El Fila acepta bien a otras hembras y perros pequeños, pero difícilmente un macho adulto acepta a otro macho adulto. El Fila no teme al agua, al contrario la adora y sus hábitos pulcros le permiten convivir con la familia en la alberca, el jardín o en los campos arroyos y lagos.
   
 
El Fila es un perro fiel, realmente fiel, no tenemos conocimiento de un solo Fila que haya atacado a su dueño, con el que se haya criado. Como muchos otros perros el Fila espera la hora de llegada de su amo, de su esposa, de sus hijos, reconoce desde lejos el claxon del carro y el ruido en particular del carro de la familia.
   
El perro guardián...
 
Como guardián, el Fila es insuperable, su odio a los extraños garantiza su presencia como guardián. Cuando llegan extraños, los Fila se muestran inquietos y andan de u lado para otro, rondan y ladran. No es raro que se coloquen frente a la puerta impidiendo que salgan los visitantes.
   
 
El perro de guardia es un temor para todos, y hay que tener realmente miedo de ir solo a un lugar en donde hay un Fila suelto. Un fila impone respeto por su simple presencia. Enfurecido no teme al hombre, a las armas o a los grandes animales. Es por eso que se le llama también perro de presa, que muerde, sujeta y no suelta, eso lo torna extremadamente peligroso en el ataque.
   
 
Si tener un Fila como guardián es algo serio, tener dos o tres es muy serio; pues si uno muerde, todos embisten sobre la presa y el ladrón será atacado por tres bocas.
   
 
Que debemos preferir para guardián, ¿un macho o una hembra? Un macho solo es temible, dos machos no pueden estar juntos, pero las hembras, aparte de que puedan estar juntas, son más caseras y cariñosas.
   
El perro de pastoreo...
 
Durante los siglos XVIII y XIX el Fila fue un perro guardia, de pastoreo y de caza, mientras que para los que se internaban en los montes el Fila era un perro de ataque, que lo protegía de los jaguares y era también un perro que protegía a las manadas y más tarde, a falta de caza, que era alimento fácil y con la casi extinción de los animales depredadores, el Fila empezó a desaparecer, sobreviviendo sólo en ciertas zonas ganaderas, como en Minas Gerais.
   
 
El pastoreo, al principio el Fila ayudaba a proteger el ganado y más tarde ayudaba a conducirlo por los largos caminos. Es bien conocida su habilidad para lidiar con ganado vacuno y ayudar a los vaqueros. El Fila es muy hábil para ir en busca de reses extraviadas o novillos renuentes a unirse a la manada. Sabe dominar a un toro o vaca agresivos.
   
 
No obstante que es un perro grande, es impresionante la velocidad del Fila cuando decide correr tras una res. Hemos visto nuestros perros correr distancias largas a velocidades sostenidas. No es exacto que el Fila sea un perro lento, fue criado en las fazendas, sitios en donde tenía que hacer mucho ejercicio y demostrar extraordinaria resistencia a jornadas y marchas prolongadas con carreras extenuantes.
   
El perro cazador...
 
Los perros del grupo de los mastines, como el Fila, fueron utilizados por el hombre para la caza de animales grandes. En opinión de Michelet, <<si no fuera por el perro primitivo, el perro colosal de la prehistoria, la tierra sería inhabitable para el hombre. Fue ese animal terrible y dócil al mismo tiempo que estranguló a las fieras y los monstruos. >>
   
 
Entre nosotros, desgraciadamente los Fila fueron usados por los holandeses para la cacería de indios y negros. Los colonos vieron su presencia tan útil que empezaron a usarlos para la caza de animales depredadores, especialmente en la cacería de los jaguares. De vez en cuando los felinos salvajes entraban en lucha con los perros y por eso se les preparaba para enfrentarlos. Una parte vulnerable eran las orejas y por eso se les recortaban. En cada cacería de jaguares resultaban algunos perros muertos.
   
 
Era una selección en la quedaban sólo los perros más hábiles y adaptados a las condiciones húmedas de la selva. Tal vez por la presencia relativamente pequeña de filas en el Brasil Meridional y su muerte en las cacerías de fieras, los cazadores se vieron forzados a cruzarlos con foxhounds, perdigueros o bloodhounds, obteniendo tipos diferentes de perros con hocico estrecho, delatando la cruza con foxhounds. El verdadero Fila cazador quedó casi extinto al cesar la caza de felinos salvajes en la selva.
   
El perro de guerra o policía...
 
Los perros de guerra fueron originalmente los mastines o molosoides, utilizados por los asirios y otros pueblos que le antecedieron. Los españoles usaron perros de guerra para destruir las culturas indias de América. Utilizaron sobre todo un mestizo del Mastín Español y el Bloodhound, procuraban con estos últimos dar ferocidad; como acontecía con el Bulldog Inglés antes de Cromwell, estos perros eran difíciles y atacaban a sus propios dueños.
   
 
No existen evidencias fidedignas que acrediten que los portugueses hayan traído caes de fila con la función específica de luchar contra los indios y los negros. Sin duda fueron utilizados como perros de guardia para las haciendas y entrenados para localizar y atrapar a los negros que se fugaban. Se cuenta que eran entrenados para dominar a los esclavos, pero no para matarlos. Hemos leído también referencias de tribus de indios que tuvieron después perros preparados para la guerra, pero aparentemente son fantasías y no hay datos confiables.
   
 
Él fila podía ser entrenado para luchas en el campo, en la selva, en los charcos y pantanos; tenía el porte, robustez y valentía y seguramente fue utilizado con esos fines. El fila Brasileiro era y puede ser entrenado para muchos objetivos, pero en la era moderna su función primordial es la de cuidar a su dueño, a su familia y a sus propiedades, funciones en las que es insuperable. Recuerde que no solo es el perro más feroz y valiente del mundo, sino el más fiel y confiable para su dueño. Esas son las aptitudes del Fila Brasileiro.
Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio | Contactenos
©2004 Criadero Itaboca.